AnaGT Creativos
Expertos en Comunicación Audiovisual

Yoga Infantil: Asanas


"Esta disciplina milenaria enseña a los pequeños a encontrar el equilibrio entre el cuerpo y la mente"   
 
  
 
Mediante la práctica del Yoga, el niño adquiere conocimientos que le van a servir a lo largo de toda su vida, desde aprender a “respirar bien hasta encontrar el equilibrio mental necesario para poder resolver todo tipo de situaciones conflictivas.
 
Dado que no se trata de un deporte donde deban competir, hacer Yoga les brinda a los niños una mayor capacidad de atención, concentración y ayuda a disminuir su agresividad. Así mismo, evita el estrés temprano que les producen malas posturas, respiración deficiente y alteraciones de la conducta.       

Asanas      
Las posturas o Asanas se inspiran en los elementos de la naturaleza, como pueden ser las plantas, los animales, las formas geométricas, y permiten a los niños que la practican estar en sintonía con su propio cuerpo y mente.
Los niños por naturaleza  son curiosos, inquietos y  ansiosos, con esta práctica pueden canalizar toda esa energía, aprendiendo a relajarse y a concentrarse mucho mejor.
Desde el punto de vista corporal, les da flexibilidad, elasticidad, ayudándoles a desarrollar destrezas motoras.

Asana: el gato que eriza el pelo.
Antes de adoptar la postura podemos pintar al niño, en este caso como un gato, la práctica así les resultará mas divertida.
A cuatro patas, con la cabeza hacia abajo, el niño encorva la espalda y, después la desencorva, imitando los movimientos sinuosos del gato. Esta postura refuerza la columna vertebral, adquiriendo mayor agilidad en movimientos y aumentando la concentración.

COMPARTIR ESTA PÁGINA
Twitter Facebook Linkedin Google+