Loading...

Así es el novedoso sistema de distribución de internet con globos aerostáticos de Loon


Así es el novedoso sistema de distribución de internet con globos aerostáticos de Loon

Los globos de Loon sólo despegan de las estaciones de Nevada en EE.UU. y Puerto Rico


La compañía lanzó desde Puerto Rico hace pocas semanas los globos aerostáticos que permitirán el acceso a Internet por primera vez, como servicio comercial de telecomunicaciones.

La idea de Loon, que son holding de Alphabet es hacer llegar internet a los lugares más remotos del mundo mediante estos globos, que actúan como repetidores de señal de redesLTE, transmitida desde otros globos emisores o bases. La compañía utiliza tanto antenas LTE como comunicaciones láser para lanzar la señal.

Los globos son totalmente independientes a la hora de controlar su propia altitud, ya que poseen sensores que le permiten calcular los diferentes flujos de aire, y una vez analizados pueden regular la altitud modificando el volumen de gas. Sólo despegan de las estaciones de Nevada en EE.UU. y Puerto Rico, y desde allí realizan sus vuelos, pudiendo aterrizar en todo los países que fuera necesario.

Kenia es uno de los primeros lugares del mundo beneficiados por esta tecnología, tras firmar en 2018 con el proveedor Telecom un contrato, que ya está prestando servicio de pruebas en toda la capital y ciudades como Nakuru, Neri y Nairobi. De momento son 8 los globos desplegados en los cielos de Kenia, pero ya hay otro en camino desde la base de Puerto Rico, para incorporarse al servicio.

Los globos de Loon suelen volar sin problemas sobre África, bordear el continente, y atravesar el Océano Pacífico y el Atlántico, aprovechando las corrientes de aire. Equipados con transponedores automáticos ADS-B de vigilancia, pueden estar en el aire varios meses antes de aterrizar, momento en el que liberan todo el aire del globo y abren su paracaídas para tomar tierra.

Otra alternativa posible a los globos Loon son los aviones pseudosatélite que vuelvan a la misma altitud, unos veinte kilómetros, cubriendo así grandes áreas de señal, y gracias a sus paneles solares pueden permanecer mucho tiempo en el aire, como es el caso del Airbus Zephyr S que consiguió estar 26 días seguidos volando en 2019.

HAPSmobile ha firmado un acuerdo con Loon para aunar esfuerzos y presentar dispositivos pseudo satélites y terrestres, como apuesta clara de futuro de las comunicaciones.